Archive for April, 2013

image

Por: Fernando Can

Si algo tenemos los jóvenes son muchos proyectos, una gran cantidad de sueños pero casi siempre estos proyectos y sueños van enfocados en nuestro bienestar, en lo que queremos y deseamos, en nuestra propia satisfacción hacemos las cosas por la motivación incorrecta, buscamos sobresalir en algo para ser vistos o para demostrarle a los demás que si podemos.

Cuando emprendas algo mira que tu motivación sea la correcta no buscando tu beneficio sino la voluntad de Dios, buscando agradarle a El en todo lo que hagamos, no está mal querer terminar una carrera, crear una empresa o servir en un ministerio de tu iglesia pero ¿Por qué quieres hacerlo? ¿Qué te motiva a eso?

Génesis 11:4  Y dijeron: Vamos, edifiquémos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fueramos esparcidos sobre la faz de la tierra.

Éste capítulo habla de un grupo de personas que buscaban “un nombre propio”, querian ser reconocidos, pensaban que sus logros eran lo más importante y comenzaron a construir una ciudad y una torre (Babel).

Babel quiere decir confunsión y ese es el resultado que se proyecta en nuestra vida cuando se aparta nuestro corazón de Dios, para buscar nuestro beneficio.

Actualmente no construimos una torre visible pero si somos como esos constructores creyendo que tenemos un mejor proyecto para nuestra vida que el que Dios tiene para nosotros. Quizá lo que te motivaba a servir con el paso del tiempo cambió y ahora en lugar de buscar que Dios sea conocido tu quieres ser conocido, no se trata de nosotros se trata de El y de lo que el quiere hacer en nosotros.

Dejemos a un lado nuestras construcciones y proyectos que no lograran jamás edificar algo bueno, nuestros materiales y recursos no son suficientes necesitamos de Dios para todo.

Abandona tu propia construcción y lo que te motiva a hacerlo y edifica tu vida en Dios.

Que tu motivación siempre sea agradar a Dios y que el sea glorificado a través de tu vida.

Ésta publicación es corta pero creo firmemente en que Dios te habló en estas lineas, así como a mí. No hay nada mejor que hacer Voluntad de Dios ésta siempre será buena agradable y perfecta.

Bendiciones.

Advertisements

Jovenes vs el mundo

Posted: April 29, 2013 in Uncategorized
Tags: , , ,

Cuando haces la voluntad de Dios el mundo no podrá contra ti.!

Increíble… Cristo vive..!!!

JUGUETES DEL COMANDO ESTELAR

Posted: April 23, 2013 in Uncategorized

image

De: Dante Gebel

Hay una película animada en particular que me recuerda a algunos cristianos: Toy Story. De modo más exacto, el singular Buzz Lightyear es mi personaje favorito.

El guión muestra la vida de los juguetes de un niño y el amor que sienten al saber que forman parte de su niñez. Todos son juguetes y lo saben, excepto uno, Buzz Lightyear, que es un robot que acaba de arribar a la casa. Él cree que en realidad pertenece al Comando Estelary está convencido que llegó a la habitación del niño por que hubo un error en las coordenadas de su nave espacial. El pobre muñeco articulado cree que vive una guerra espacial y se defiende activando su >.

> le pregunta incrédulo un pequeño vaquero del tamaño de una Barbie. >

Sin embargo, Buzz prefiere creer que tiene una gran arma secreta en su mano derecha. Y que su caja de embalaje es su nave espacial. Está absolutamente convencido de que viene de una lejana galaxia, a pesar de que en su espalda dice > (Hecho en Japón).

Por último, otro juguete se harta y le levanta su casco espacial. Y Buzz cree que va a morir por respirar el oxígeno terrestre. Se ahoga, tiene convulsiones, espasmos, hasta que se da cuenta de que todo es producto de su imaginación, pues el aire no le hace daño. A decir verdad, pronto descubrirá que no es un superhéroe espacial… sino un nuevo juguete en serie.

A través de los años, he visto a muchos cristianos que se parecen a Buzz. Podrían vivir con naturalidad, pero prefieren creer que vienen de una galaxia lejana. Deberían darse cuenta de que su caja de embalaje es la interminable gracia que les permite caminar y decidir, pero prefieren pensar que es una nave espacial llena de poder. Olvidan que tienen la inscripción de > en la espalda para dar lugar al pensamiento de que están enfrascados en una guerra interplanetaria. Podrían ser sal y luz donde hay sinsabores y oscuridad, pero jamás de quitan su casco espacial transparente para no contaminarse.

Y por supuesto, viven apuntándole al enemigo con su lucecita de color, pensando que es un imponente rayo láser paralizador.

Gritan y reprenden, hacen mapeos geográficos y tomas simbólicas de ciudades. Viven en una guerra que nadie declaró, cuando podrían sentirse campeones y levantar los brazos en el ring. El diablo solo puede andar como león rugiente alrededor de los ganadores, pero no puede tocarte si traes el cinturón puesto. Dicho sea de paso, un león que ruge es aquel que no tiene garras ni dientes y está acabado. No tiene autoridad para darte pelea si no se lo permites. Tú eres su pesadilla, no lo contrario.

Cuando logramos entender este concepto, ya no perdemos el tiempo en un arquitecto derrotado, sino en sus obras, en su sistema perverso. Sin embargo, los Buzz Lightyear, en lugar de marcar la diferencia en la sociedad, prefieren atacar al enemigo con su >.

¿Para qué cambiar el rumbo de un gobierno corrupto, integrándose al ámbito político como José en Egipto, cuando pueden reprender desde su habitación?

¿Para qué cambiar las leyes injustas y parciales de una nación, preparándose en una universidad, cuando pueden pasar su vida tocando un teclado y cantando dentro de la iglesia?

¿Tiene sentido capacitarse para ser un juez incorruptible, un abogado imparcial o un empresario que invierta en el reino, cuando se puede dar solo siete vueltas simbólicas e irse a mirar televisión a casa?

Pereza disfrazada de guerra espiritual. Falta de compromiso con un mundo agonizante disfrazada de guerra interplanetaria.

Lucecitas paralizadoras donde debería haber una contracultura.

Piénsalo.

wpid-hablar-2.pngPor: Lali Hernandez

“Este semestre si estudiare para tener buenas calificaciones”, “hoy si iré al gimnasio y hare mucho ejercicio”, “esta vez si tendré comunión con Dios todos los días” o tal vez y solo tal vez has dado un consejo a alguien pero sabes en el fondo que ni tú lo has seguido (alerta de hablador)

Y así podría enumerar muchas más frases o situaciones que en algún momento hemos dicho y nada que hemos cumplido, algunas de ellas más terrenales que espirituales, sin embargo todas terminan en un mismo lugar en “El país de las buenas intenciones” porque ¡hey! son buenas intenciones, lástima que solo se quede en eso “intención”.

¿Alguna vez  has escuchado el término “hablas más de lo que haces”? Bueno pues el ser humando es muy bueno para hablar pero no es taaaaaan bueno para hacer y eso nos convierte en “habladores por naturaleza”

Lo mismo ocurre en la vida espiritual, estamos tan inmersos es decir a nuestro prójimo “no mientas”, “no robes”, “vive en santidad”, “obedece a tus padres”, “no estés en una relación oculta”, entre otras; y rara vez nosotros hacemos lo que decimos.

Nosotros somos perfectos y nos gusta hablar y hablar y otra vez hablar pero ¿qué ocurre con hacer?

También están los que son solo oidores…ah como nos encanta solo escuchar comodamente, sin tomarnos la molestia de hacer lo que nos ha mandado Dios que hagamos, una vida cristiana ligth… y mediocre por cierto.

“Ama a tu prójimo” Ok, fácil decirlo y oírlo… ¿cuantos lo ponemos en práctica? Oh oh; muy pocos (y me incluyo en ello).

He conocido poca gente que realmente hace lo que dice, y si bueno la mayoría son hombres y mujeres de la biblia pero es un buen comienzo, si ellos pudieron igual nosotros ¿no?

En la epístola de Santiago nos habla muy directamente sobre ser hacedores:

Santiago 1:22-25

22 No sólo escuchen la palabra de Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos.23 Pues, si escuchas la palabra pero no la obedeces, sería como ver tu cara en un espejo; 24 te ves a ti mismo, luego te alejas y te olvidas cómo eres. 25 Pero si miras atentamente en la ley perfecta que te hace libre y la pones en práctica y no olvidas lo que escuchaste, entonces Dios te bendecirá por tu obediencia.

Prácticamente nos está diciendo que si no ponemos en práctica lo que aprendemos podemos perder nuestra identidad o bien olvidarnos de quienes somos en Cristo y eso trae muchos problemas que en otra nota hablaremos, es importante aprender que nuestras palabras estén ligadas a nuestras acciones ahí entra el testimonio, con nuestros actos damos testimonio de quienes somos o más bien de QUIEN somos, somos de cristo, actúa como tal (en otra nota hablaremos de esto).

En lo personal siempre he pensado que si mis actos van en contra de lo que digo mejor es guardar silencio para no ser avergonzada por ello, pero lo congruente es vivir una vida conforme a lo que creo y si creo que amar a mi prójimo es un mandato de Dios pues ponerlo en práctica y así con todos y cada uno de sus mandatos.

Al igual que hablar; estar atrás de una computadora y escribir es fácil (a veces) pero no es suficiente y eso lo hemos entendido los jóvenes que estamos en este proyecto, tenemos que ser hacedores de la palabra y nunca he dicho que escribir o hablar de Dios está mal al contrario pero es mucho mejor hablar y/o escribir de Dios y ponerlo en práctica.

No nos llenemos la boca de palabras vanas y el internet de letras muertas pongámoslo en práctica, si realmente quieres impactar tu nación tendrás que hablar, oír y actuar no solo una u otra tienen que ser todas.

Y NO OLVIDES QUE MUCHAS VECES HABLAN MAS NUESTROS ACTOS QUE NUESTRAS PALABRAS.

HABLA, OYE Y ACTUA COMO JESÚS LO HARIA.!!!

DIOS TE BENDIGA Y BUEN INICIO DE SEMANA!

Predicador: Steve Lawson

Fuerte pero cierto.. quieres seguir a JESUS? el precio TODO..!

Marcando la diferencia!!!

Posted: April 17, 2013 in Uncategorized

image

Por: Fernando Can

¿Cuántas veces has escuchado la frase “marcar la diferencia”? Si te pones a recordar ufff, te lo dejo de tarea, bueno lo importante no es las veces que la has escuchado sino lo importante es ¿Lo estás haciendo?

Piensa un momento en tu forma de comportarte y de hablar en los lugares que sueles moverte; escuela, trabajo, tu casa, etc, etc, ¿los demás se dan cuenta que eres diferente ó pasas desapercibido?

Como Hijos de Dios debemos marcar una diferencia en nuestra manera de vivir que los demás puedan ver que somos personas diferentes y que no necesitamos hacer lo que en el mundo se hace para ser aceptados por las demás personas en sus grupos, no te confundas amigo(a) el estar a la moda o decir lo que está de moda no te hará diferente sino te hará del montón que siguen modelos erróneos que el mundo les ofrece, si se puede marcar la diferencia y unos claros ejemplos son Daniel y sus 3 amigos que propusieron en su corazón no contaminarse (Daniel 1)

Daniel y sus amigos eran jóvenes con una plena convicción de que habían sido creados por Dios para marcar la diferencia y aunque pudieron haber comido la porción de alimento que el rey había señalado ellos pidieron que no se le obligase a contaminarse, Daniel pidió a Melsar que hiciera una prueba con ellos por diez días y que les dierán legumbres a comer y agua a beber y que al paso de los días comparará sus rostros con los de los demás muchachos que comían la ración de rey, al cabo de los diez días sus rostros parecieron mejor y más robustos que el de los demás, en todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó fueron hallados diez veces mejor que todos los magos y astrólogos que había en todo el reino.

La historía de Daniel y sus amigos es sorprendente marcaron la diferencia, no hicieron lo que los demás hacían, no siguieron la corriente del mundo o lo que según el mundo debía funcionar, sino que le creyeron a Dios y entendieron que lo que los hacía diferentes era que Dios estaba con ellos.

Quizá puedas pensar que en los días que estamos viviendo es dificil marcar la diferencia pero no es así Dios está con nosotros y nos hace un llamado a ser autenticos a no seguir la corriente del mundo, no te preocupes si te llaman “anticuado(a), pasado de moda o pesado” por no hacer lo que los demás hacen nadie puede obligarte a hacer algo que no quieres, preocupate por vivir como hijo de Dios, que Dios pueda decir ese es mi hijo que a pesar de las adversidades y situaciones a las que está expuesto el es firme en sus convicciones, no tendrás que decirle a los demás que eres diferente ellos se darán cuenta y te preguntarán ¿que tienes o por que actúas así? Y esa será la oportunidad para predicarles.

La diferencia se verá en tus frutos. “Así que, por sus frutos los conoceréis” (Mateo 7:20)

Hoy es un gran día para marcar la diferencia, se una influencia para esté mundo y no seas influenciado por esté mundo.

Bendiciones.