Posts Tagged ‘Jesús’

imagesCAPO2SOUDe: Lali Hernández.

¿Sabías que la mente es un arma poderosa? Es capaz de hacernos enfermar, incluso hacer que una mujer tenga síntomas de embarazo (embarazo psicológico).

Dividamos el concepto “mente” en  dos:

  • Mente carnal
  • Mente espiritual

La mente carnal es aquella que está regida por nuestras emociones, sentimientos, dudas, angustias etc., cuando alguien es regido por este tipo de mente tiende a ver una realidad distorsionada ya que estas son presentadas por circunstancias adversas y tiende a nublar la voz de Dios y la respuesta a estas circunstancias.

También este tipo de mente es aquella que esta entregada a los placeres de la carne y es la que al nacer obtenemos por herencia.

No solo dentro de “la mente carnal” habrá cosas malas, también en ellas se encuentra necesidades básicas de los seres humanos como comer y dormir.

La mente espiritual es aquella en la que el Espíritu Santo tiene dominio  absoluto, en otras palabras “El hombre que es dominado por el espíritu camina según el espíritu”, y cuando Dios toma el dominio de nuestra mente es cuando comenzamos a hacer lo que a EL le agrada y viene un cambio de pensamiento si antes pensaba con la mente carnal ahora lo hago con la mente espiritual.

Cuando dejamos que el Espíritu de Dios domine nuestra mente se observan resultados mejor conocidos como “frutos”

“Más el fruto del Espíritu es gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza, contra tales cosas no hay ley”. Gálatas 5:22-23 Biblia de las américas 1997

También si antes pensaba en mi propio bien (mente carnal) ahora pienso en servir como Jesús lo hizo cuando camino sobre esta tierra:

“Así como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos”. Mateo 20:28 Biblia de las américas 1997

“Jesús entonces les dijo otra vez: Paz a vosotros; como el Padre me ha enviado, así también yo os envío”. Juan 20:21 Biblia de las américas 1997

Cuando tenemos una mente espiritual buscamos llevar la palabra de Dios a todos aquellos que lo necesitan:

“Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”. Marcos 16:15 Biblia de las américas 1997

Cuando el Espíritu de Dios toma dominio en nuestra mente, nuestro corazón se encuentra sometido a EL de igual forma, recordemos que todo pensamiento nace del corazón y por eso este se ve sometido ante el Espíritu:

“Así que cambia la actitud de tu corazón y deja de ser terco”. Deuteronomio 10:16 NTV

“El Señor tu Dios cambiará tu corazón  y el de tus descendientes, para que lo ames con todo el corazón y con toda el alma, y para que tengas vida”. Deuteronomio 30:6 NTV

En toda la biblia la palabra “corazón” aparece unas 873 veces mientras que la palabra “corazones” aparece unas 88 veces, al referirse al corazón en su mayoría la biblia lo hace en mención a sentimientos, pensamientos, el hombre interno y en algunas pocas realmente se refiere al órgano vital del ser humano (2Re 9:24; Éx 28:30.)

Entonces al tener una mente espiritual todo nuestro ser queda rendido ante Dios, cada pensamiento, acción, palabra está ligada a Dios, y las circunstancias que ante nuestra mente “carnal” se tornaban imposibles, comienzan a verse como oportunidades para que Dios se manifieste y trate con nuestras vidas para poder ser forjados según el carácter de Jesús.

Seguir con mentalidad carnal o cambiarla a una mentalidad espiritual y dejarle el dominio a Dios de nuestras vidas es cuestión de decidir, Dios no va a cambiar tu mente si no quieres pero si se lo permites entonces el pondrá en ti su forma de ver las cosas (visión) y aun sus pensamientos serán revelados, pero es necesario pasar tiempo con Dios y leer su palabra solo así podremos alimentarnos de las cosas espirituales para que la mentalidad carnal mengue diariamente, tu decides!

Advertisements

image

Por: Fernando Can

Si algo tenemos los jóvenes son muchos proyectos, una gran cantidad de sueños pero casi siempre estos proyectos y sueños van enfocados en nuestro bienestar, en lo que queremos y deseamos, en nuestra propia satisfacción hacemos las cosas por la motivación incorrecta, buscamos sobresalir en algo para ser vistos o para demostrarle a los demás que si podemos.

Cuando emprendas algo mira que tu motivación sea la correcta no buscando tu beneficio sino la voluntad de Dios, buscando agradarle a El en todo lo que hagamos, no está mal querer terminar una carrera, crear una empresa o servir en un ministerio de tu iglesia pero ¿Por qué quieres hacerlo? ¿Qué te motiva a eso?

Génesis 11:4  Y dijeron: Vamos, edifiquémos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fueramos esparcidos sobre la faz de la tierra.

Éste capítulo habla de un grupo de personas que buscaban “un nombre propio”, querian ser reconocidos, pensaban que sus logros eran lo más importante y comenzaron a construir una ciudad y una torre (Babel).

Babel quiere decir confunsión y ese es el resultado que se proyecta en nuestra vida cuando se aparta nuestro corazón de Dios, para buscar nuestro beneficio.

Actualmente no construimos una torre visible pero si somos como esos constructores creyendo que tenemos un mejor proyecto para nuestra vida que el que Dios tiene para nosotros. Quizá lo que te motivaba a servir con el paso del tiempo cambió y ahora en lugar de buscar que Dios sea conocido tu quieres ser conocido, no se trata de nosotros se trata de El y de lo que el quiere hacer en nosotros.

Dejemos a un lado nuestras construcciones y proyectos que no lograran jamás edificar algo bueno, nuestros materiales y recursos no son suficientes necesitamos de Dios para todo.

Abandona tu propia construcción y lo que te motiva a hacerlo y edifica tu vida en Dios.

Que tu motivación siempre sea agradar a Dios y que el sea glorificado a través de tu vida.

Ésta publicación es corta pero creo firmemente en que Dios te habló en estas lineas, así como a mí. No hay nada mejor que hacer Voluntad de Dios ésta siempre será buena agradable y perfecta.

Bendiciones.

Jovenes vs el mundo

Posted: April 29, 2013 in Uncategorized
Tags: , , ,

Cuando haces la voluntad de Dios el mundo no podrá contra ti.!

Increíble… Cristo vive..!!!

wpid-hablar-2.pngPor: Lali Hernandez

“Este semestre si estudiare para tener buenas calificaciones”, “hoy si iré al gimnasio y hare mucho ejercicio”, “esta vez si tendré comunión con Dios todos los días” o tal vez y solo tal vez has dado un consejo a alguien pero sabes en el fondo que ni tú lo has seguido (alerta de hablador)

Y así podría enumerar muchas más frases o situaciones que en algún momento hemos dicho y nada que hemos cumplido, algunas de ellas más terrenales que espirituales, sin embargo todas terminan en un mismo lugar en “El país de las buenas intenciones” porque ¡hey! son buenas intenciones, lástima que solo se quede en eso “intención”.

¿Alguna vez  has escuchado el término “hablas más de lo que haces”? Bueno pues el ser humando es muy bueno para hablar pero no es taaaaaan bueno para hacer y eso nos convierte en “habladores por naturaleza”

Lo mismo ocurre en la vida espiritual, estamos tan inmersos es decir a nuestro prójimo “no mientas”, “no robes”, “vive en santidad”, “obedece a tus padres”, “no estés en una relación oculta”, entre otras; y rara vez nosotros hacemos lo que decimos.

Nosotros somos perfectos y nos gusta hablar y hablar y otra vez hablar pero ¿qué ocurre con hacer?

También están los que son solo oidores…ah como nos encanta solo escuchar comodamente, sin tomarnos la molestia de hacer lo que nos ha mandado Dios que hagamos, una vida cristiana ligth… y mediocre por cierto.

“Ama a tu prójimo” Ok, fácil decirlo y oírlo… ¿cuantos lo ponemos en práctica? Oh oh; muy pocos (y me incluyo en ello).

He conocido poca gente que realmente hace lo que dice, y si bueno la mayoría son hombres y mujeres de la biblia pero es un buen comienzo, si ellos pudieron igual nosotros ¿no?

En la epístola de Santiago nos habla muy directamente sobre ser hacedores:

Santiago 1:22-25

22 No sólo escuchen la palabra de Dios, tienen que ponerla en práctica. De lo contrario, solamente se engañan a sí mismos.23 Pues, si escuchas la palabra pero no la obedeces, sería como ver tu cara en un espejo; 24 te ves a ti mismo, luego te alejas y te olvidas cómo eres. 25 Pero si miras atentamente en la ley perfecta que te hace libre y la pones en práctica y no olvidas lo que escuchaste, entonces Dios te bendecirá por tu obediencia.

Prácticamente nos está diciendo que si no ponemos en práctica lo que aprendemos podemos perder nuestra identidad o bien olvidarnos de quienes somos en Cristo y eso trae muchos problemas que en otra nota hablaremos, es importante aprender que nuestras palabras estén ligadas a nuestras acciones ahí entra el testimonio, con nuestros actos damos testimonio de quienes somos o más bien de QUIEN somos, somos de cristo, actúa como tal (en otra nota hablaremos de esto).

En lo personal siempre he pensado que si mis actos van en contra de lo que digo mejor es guardar silencio para no ser avergonzada por ello, pero lo congruente es vivir una vida conforme a lo que creo y si creo que amar a mi prójimo es un mandato de Dios pues ponerlo en práctica y así con todos y cada uno de sus mandatos.

Al igual que hablar; estar atrás de una computadora y escribir es fácil (a veces) pero no es suficiente y eso lo hemos entendido los jóvenes que estamos en este proyecto, tenemos que ser hacedores de la palabra y nunca he dicho que escribir o hablar de Dios está mal al contrario pero es mucho mejor hablar y/o escribir de Dios y ponerlo en práctica.

No nos llenemos la boca de palabras vanas y el internet de letras muertas pongámoslo en práctica, si realmente quieres impactar tu nación tendrás que hablar, oír y actuar no solo una u otra tienen que ser todas.

Y NO OLVIDES QUE MUCHAS VECES HABLAN MAS NUESTROS ACTOS QUE NUESTRAS PALABRAS.

HABLA, OYE Y ACTUA COMO JESÚS LO HARIA.!!!

DIOS TE BENDIGA Y BUEN INICIO DE SEMANA!

images (2)Por: Fernando Can

A que persona no le gustaría ir a comprar a alguna tienda de cualquier producto y no esperar por la atención y el cobro, llegar al médico y que te atiendan enseguida ir a un restaurante o establecimiento de alimentos y que nuestro pedido este listo en menos de 5 minutos, esto se debe a que no nos gusta esperar, somos muy desesperados, queremos que las cosas se hagan cuando nosotros lo deseamos “mientras más rápido sea mejor”.

Esto se ve reflejado en cada una de nuestras decisiones que tomamos día con día, creemos que somos independientes y que podemos hacer lo que queramos y nos olvidamos que todo depende de Dios y en el tiempo que El lo quiera hacer.

Muchos tomamos decisiones desesperadas y apresuradas por que somos impacientes creyendo que Dios se olvidó de nosotros o quizá que no nos escucha, pero no es así Dios está interesado en todo lo que te pasa, El te ama y quiere lo mejor para ti aunque eso para nosotros es difícil de entender ya que nos preocupamos más por lo que queremos y no por lo que Dios quiere para nosotros.

Juan 11 habla de la muerte de Lázaro hermano de Marta y María, imagínate su preocupación al ver a su hermano enfermo y más cuando mandan un mensaje a Jesús diciéndole que Lázaro al que ama ésta enfermo y El no va enseguida, las cosas no mejoran al contrario empeoran Lázaro muere. Intento imaginar que pensaban Marta y Maria al ver que pasaban los días y Jesús no llegaba, ellas hubiesen deseado que Jesús al recibir el mensaje fuera para estar con ellas y Lázaro  pero Dios tenia otros pensamientos, el decía está enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella, pero ellas no entendieron que todo estaba en manos de Dios sino que al contrario cuando Jesús llegó Marta le dijo si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto para no hacerte mas larga ésta historia Jesús llega y resucita a Lázaro a pesar que tenia cuatro días de muerto.

Cuantas veces hemos tomado esa actitud, orar por que tu familia se convierta, por enfermedad o problemas y querer que al día siguiente pase, no me mal entiendas Dios puede hacerlo pero eso es lo que tu deseas pero recuerda no es en el tiempo que tu quieras sino en el de Dios, El nunca llega tarde, no te desesperes si aún lo que pides o la respuesta que necesitas no ah llegado aprende a esperar, Dios te escucha y lo hará en su tiempo solo ESPERA.

Espero que este pequeño escrito haya sido de bendición para tu vida, te invitó a que aprendas a esperar en Dios el te conoce y sabe lo que deseas y aunque todo parezca que se esta complicando El siempre llegará JUSTO A TIEMPO.

Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; En su palabra he esperado. Salmos 130:5

Bendiciones.