Posts Tagged ‘LOVE’

Una amigo escribió esto y estamos muy complacidos de poder publicarlo en este blog, Dios te bendiga y te siga usando Moy:

155124_638938545_silencio_H152657_L

De: Moisés Uc (@HeyMoyo)

Hola querido amigo y amiga lector. Es para mi un enorme gusto el poder dirigirme a ti en estás lineas, te pido que puedas prestar unos minutos de tu valioso tiempo, a leer lo siguiente. Algo verídico, cotidiano y natural. Espero poder expresarme adecuadamente, elocuentemente y de manera sencilla para darme a entender, de lo que te hablaré. Es algo con lo que nos relacionamos, pensamos y soñamos diariamente. Así, es, el amor. Algo que ha inspirado, cautivado y provocado grandes cosas, al pasar de los años. Algo que con lo que naturalmente todos o la mayoría de los seres humanos soñamos. Pero que hay de ti, que eres un hijo de Dios?
Hay tres preguntas y decisiones importantes, que los hijos de Dios tienen que hacerse en su vida Cristiana aquí en la tierra.
Abracemos la tercera. Y juntos aprendamos y comprendamos un poco mas de los planes que Dios tiene para nosotros. Una de las decisiones mas importantes que debemos tomar en nuestra vida aquí en la tierra, es, con que persona compartiremos los años venideros de nuestra juventud y el resto de nuestra vida. Algo que tal vez inquiete tu corazón, ya que no solo es con quien me casare, con quien viviré y compartiré mi vida, esto va un poco mas haya, y es que la pregunta que tal vez un poco menos valorizada y hasta olvidada es.
-Con quien serviré a Dios?

Ya se, haz escuchado miles de veces. Que no nos unamos en yugo desigual.
Pero que explicación hay en si de esto? Tal vez hallas escuchado este consejo muchas veces, o pocas que se yo.
Pero déjame contarte un poco. Ya que todo lo espiritual por lo general tiene una explicación terrenal. Y lo terrenal una explicación espiritual. Que generalmente y con toda certeza podemos encontrar
en las Escrituras.
E aquí el versículo que da pie a todo un tema de debate entre los jóvenes, de molestia y de bendición.
Deuteronomio 22:10.

Ahora adentrémonos un poco mas y entendamos juntos está porción de las Escrituras.

Históricamente y al pasar de los años, el hombre a trabado la tierra, para vivir, alimentarse y otras tantas cosas mas. Este trabajo es llevado generalmente por animales hechos para esta labor, generalmente bueyes, pero, había una costumbre poco común entre los hombres que trabajaban la tierra, está era arar la tierra con burros y bueyes. Debemos entender que este trabajo es llevado en parejas, dos bueyes, u otro par de animales, pero siempre de la misma raza. Generalmente los bueyes, eran los que hacían está dura tarea, de par en par con su yugo correspondiente. Que es el yugo? Es una madera con una forma una tanto ondulada, que una en los extremos a los animales de trabajo, está lleva unos gancho con los que se ara la tierra. Bueno, algunas personas, a falta de bueyes acostumbraban poner en parejas a un buey y un burro. Los bueyes son animales fuertes, grandes, hechos para el trabajo, resistentes, y capacitados. Los burros no, ellos son un tanto mas pequeños y un tanto mas débiles que los bueyes. Entonces al trabajar la tierra, el burro por sus patas mas pequeñas camina mas despacio que el buey, obligando a este a hacer mas esfuerzo en cada impulso, a aplicar mas fuerza en cada jale y obligando a un desgaste mayor. La mula al ser mas pequeña, en estatura en comparación con el buey, obliga sin querer a que el peso del yugo caigo mas sobre el hombro del buey, causando cansancio, dolor y todo lo que quieras agregar. Incluso se dice que los burros en el camino comen hierbas que a ellos les agradan y disfrutan, debido a su alimentación y gusto, pero que pueden llegar a tener un olor desagradable para el buey, hierbas que pueden ser venenosas para el buey al punto que causarle daños severos o la muerte. El buey al tratar de evitar este olor volteara el hocico causando la desviación del camino, provocando molestia a los dos, determinada tal vez no con mala intención, pero dada por la naturaleza diferente de ambos seres.

Que piensas? Es una masacre ponerlos juntos no? Eso es no tener corazón!!. Que persona tonta haría semejante barbaridad!. Que harías si estuvieras ahí, viendo sufrir al buey? Hagamos algo! (Tal vez pensarías eso).

Creo que a estás alturas, de este largo texto, habrás captado la esencia o el punto al que quiero llegar y del que tanto has escuchado.
Ahora puedes transferir todo lo leído a tu vida, e imaginar, en un ejemplo un tanto abstracto, tu caminar, pero imagina quien va conectado a ti por medio del yugo al otro extremo? Que te gustaría? Ya has leído el ejemplo, espera un poco, imagina y analiza…
Tu eres quien fue creado, fuerte, valiente, capacitado, grande y valioso, para trabajar en una tierra y sembrar por medio de tu vida, ser ejemplo, ser diferente, y ser de bendición, tu tienes un camino, un destino de gloria, y un propósito. Quien ira al otro extremo del yugo? Eso queda a tu criterio. Si ahora decides tener a alguien igual a ti, en identidad y naturaleza espiritual o echar por la borda todo.
Y al hablar de esto no solo podemos referirnos a la relación con una persona in-conversa, tiene mucho que ver. Pero, también esto nos habla de tener cuidado, entre los mismos seguidores de Jesús. Estar apercibidos, esperar el tiempo, aguantar, pero sobre todo dejarnos guiar por El Espíritu Santo, y no dejarnos ganar por las emociones, o lo que digan los demás. Ya que el yugo desigual es igual entre los hijos de Dios. Y en esto hay que tener mucho cuidado, ya que en este caso, podríamos llegar a cometer un adulterio espiritual, en cuanto a lo que Dios te ha hablado. Tomemos un ejemplo sencillo. Si Dios te ha hablado acerca de predicar el Evangelio de Jesús, ir, y moverte, para poder hacer esta encomienda, esto implica dejar un tanto las comodidades verdad, por que lo que buscamos es que El Reino de Dios se establezca y no nuestra comodidad, pero si la persona hijo o hija de Dios que pretendes que sea tu pareja, por decir es un empresario u empresaria y Dios en si no le ha llamado a ser lo mismo que tu, si no, a sembrar y bendecir,al final de cuentas, uno de los dos terminará cometiendo este adulterio espiritual, ya que posiblemente uno de los dos dejara su llamado o lo hará no con tanta libertad. Un ejemplo fácil, de la vida y decisión de un hijo de Dios. Es por lo tanto una necesidad el estar alineados con la voluntad de Dios para poder tomar esta decisión tan importante y saber que es lo que El desea para nosotros, y es necesario que nosotros sepamos escuchar la voz de Dios, que se manifiesta de diferentes maneras, saber esperar el tiempo perfecto de Dios y escuchar el consejo de nuestras autoridades. Dtbm.

Advertisements

Increíble… Cristo vive..!!!

ImagenPor: Lali Hernandez

“Los hombres no lloran”, “El que llora es débil”; ¿apoco no hemos escuchado estas frases antes?, o mejor aún, alguno de nosotros en su momento lloro por dejar una relación fuera del tiempo de Dios o simplemente porque a tu pareja “se le acabo el amor” o por tener que dejar ir algún sueño que no era la voluntad de Dios y así puedo enumerar muchas otras cosas por las que muchas veces se nos pudo haber escapado una que otra lagrimita traicionera.

Les tengo una gran noticia ¡SE VALE LLORAR!, si lees bien; está permitido dar rienda suelta a las lagrimas de cocodrilo, y no eres el (la) único (a) créeme que todos hemos sido “llorones circunstanciales” y ¿Por qué circunstanciales? Como su nombre lo dice hay momentos en nuestras vidas en la que las circunstancias ameritan una que otra lagrima.

Como decía anteriormente no somos los únicos, en la biblia hay “llorones circunstanciales” (no es malo llorar, solo no exageren con el dramatismo telenovelero) daré algunos ejemplos:

En Génesis 22 Dios pone a prueba la fe de Abraham pidiéndole a su hijo; yo no creo que cuando Dios le dice “lo sacrificaras en holocausto” (Génesis 22:2) Abraham haya saltado de gozo y se haya puesto a danzar “remolineando”, verdad que no; yo me imagino a un Abraham triste incluso puedo hasta imaginar que lloro, Dios le pidió algo que el amaba tanto.

Y esto no solo se puede aplicar cuando Dios pide a los padres entregar a sus hijos sino cuando Dios nos pide que le entreguemos algo que amamos (una relación, un sueño, etc.)

Bueno pensaran algunos era Abraham y era débil, bien; otro ejemplo es JESUS, si nuestro Señor lloró, ¿queeeee? Jesús lloro, no puede ser, pues si.

Lloro por Jerusalén y estas lagrimas fueron de impotencia por ver a su pueblo tan lejos de Dios por falta del entendimiento sobre la visitación y por lo que acontecería sobre su amada Jerusalén (Luc. 19:41-44), Lloro por segunda vez; aunque en la definición del griego más bien se refiere a “lagrimeó” en compasión por la situación que sus amigos (por la gente que estaba viva llorando ante la tumba de Lázaro) estaban pasando (no por Lázaro) (Juan 11:1–45 )

Inclusive hasta se entristeció en el monte Getsemaní, Jesús estaba triste y angustiado a tal punto de morir, sudaba gotas de sangre la cuales habla de un gran shock físico… Mi alma está muy triste, hasta la muerte…” (Mateo 26:36-38).

Pero ambos no se quedaron llorando ni se quejaron sino que luego de llorar prosiguieron a la meta que Dios les tenía preparada, el problema no es si está bien llorar o no, sino en que haras luego de secar tus lagrimas, quejarte o confiar en Dios y proseguir a la meta como Abraham y Jesús lo hicieron.

No eres el (la) único (a) que pasa por circunstancias adversas o que tienes que dejar algo o alguien a quien amas pero si tu confianza esta en Dios por supuesto que lloraras pero ten el entendimiento de igual manera de porque Dios te pide ciertas cosas o ciertas relaciones y porque Dios permite ciertas pruebas para tu vida, Dios permite y nos pide todo aquello porque sabe que podemos darlo y porque sabe que podemos salir victoriosos de esas pruebas ( es obvio EL es nuestro Padre y si él es victorioso igual nosotros).

Y podría poner muchos otros ejemplos de personas de la biblia que lloraron por las circunstancias u otras situaciones, pero que no se conformaron con solo llorar sino que se levantaron y estuvieron firmes en Dios (“Permaneced, pues, firmes,…” Efesios 6:14) e hicieron su parte dentro del reino de Dios y hoy sus nombres y los prodigios que Dios hizo a través de ellos están inmortalizados en la biblia.

Ahora bien no está mal ser llorones circunstanciales pero levantémonos en fortaleza, confianza, fe y amor en Dios porque si amas confías si confías hay fe y si hay fe te fortaleces.

Así que la próxima vez que te digan “débil” por llorar recuerda que “Tres veces le he pedido a Dios que me quite este sufrimiento, pero Dios me ha contestado: «Mi amor es todo lo que necesitas. Mi poder se muestra en la debilidad.» Por eso, prefiero sentirme orgulloso de mi debilidad, para que el poder de Cristo se muestre en mí. Me alegro de ser débil, de ser insultado y perseguido, y de tener necesidades y dificultades por ser fiel a Cristo. Pues lo que me hace fuerte es reconocer que soy débil”. 2 de corintios 12:8-10

SE VALE LLORAR O NO, PERO PROSEGUIR A LA META NO ES OPCIONAL!!!

Dios te Bendiga!!!